Consejos Auténticos

Salsas para mojar croquetas

Si haces una lista con los tres platos más típicos de una comida española, seguro que las croquetas se convierten en protagonistas. Por eso, para celebrar el Día Internacional de la Croqueta hemos querido regalarte las recetas de siete salsas para mojar estas maravillas gastronómicas. Nunca más querrás comértelas solas.

Salsa de zanahoria

Las croquetas de merluza o de bacalao te saldrán para chuparse los dedos si las acompañas con esta salsa. Bate 3 zanahorias pequeñas, 3 o 4 hojas de perejil y 1 taza de caldo de pescado hasta que la salsa esté bien licuada. Funde mantequilla o margarina en una cacerola y añade la mezcla del caldo y las zanahorias. En una taza, mezcla una yema de huevo, 1 cucharada de queso rallado, 1 cucharada de maicena, una pizca de pimienta y 1 taza de leche. Cuando todo esté bien batido, añádelo a la cacerola, cocínalo a fuego lento hasta que la salsa espese. Y ya está listo para disfrutar de las mejores croquetas de pescado.

Salsa alioli

Con croquetas de choco, de atún, de gambas… El alioli alegra hasta la croqueta más seca. Y prepararlo es facilísimo. Pela un diente de ajo y pícalo muy fino. Añade en el vaso de la batidora 1 huevo, un chorro de aceite de oliva y el ajo picado. Batimos todo dejando la batidora en el fondo y sin levantarla, siempre girando hacia el mismo sentido. Vamos echando más aceite hasta haber incorporado un vaso entero de aceite y seguimos batiendo. Cuando ya tenemos la textura que queremos, añadimos un poco de zumo de limón y seguimos batiendo, teniendo cuidado de que no se corte. Si te gusta el perejil, puedes ponerlo encima de la salsa justo antes de servir. ¡Y a disfrutar!

Croquetas salsa romesco

Salsa romesco

Las croquetas de pollo y de jamón son la reina de todas las comidas, pero con esta salsa van a desaparecer de la mesa en menos de lo que canta un gallo. Hornea a 200º, envueltos en papel de aluminio, 1 cabeza de ajo, 2-3 ñoras y 2 tomates durante una media hora, hasta que todo esté blando. Cuando esté templado, saca la carne de las verduras y tendrás una especie de pasta de ajo, ñora y tomate. Lo ponemos todo en una batidora y añadimos 50 gr de avellanas tostadas, 50 gr de almendras tostadas y 60 gr de tomate frito. Salpimienta al gusto y añade poco a poco 100 ml de aceite de oliva y un chorreón de vinagre de vino. Una salsa deliciosa, diferente y que combina a la perfección con esas croquetas de tu infancia.

Mayonesa de mandarina

Los amantes de las croquetas de langostinos están de suerte: esta salsa les dará un toque diferente, cítrico y divertido hasta a las croquetas congeladas. ¡Prepárate para impresionar a tus comensales! En el vaso de batidora, mete 1 huevo, una pizca de sal, 1 cucharada sopera de vinagre de vino y ½ vaso de aceite de oliva virgen extra. Mézclalo todo bien —teniendo cuidado para que no se corte— hasta conseguir la textura de la mayonesa perfecta. En un cuenco mezcla el zumo de media mandarina, perejil picado y la piel de la mandarina rallada. Añade la mayonesa al cuenco e integra bien todos los ingredientes con un tenedor. Seguro que te salen unas croquetas de 10.

Croquetas salsa picante

Salsa tártara

Para preparar esta salsa tenemos que picar media cebolla blanca, 1 cucharada de alcaparras, 1 cucharada de perejil y 1 cucharada de pepinillos en vinagre. Mézclalo en un cuenco con 150 gr de mayonesa hasta que quede una mezcla homogénea. Añade también el zumo medio limón, 1 cucharada de sal y 1 cucharada de mostaza. Esta salsa es perfecta para las croquetas de bacalao o de jamón y se hace en menos de cinco minutos. ¡A chuparse los dedos!

Mayonesa de wasabi

Aunque esta salsa pueda intimidar a los más tradicionales, merecerá la pena probarla con unas croquetas de atún. Desde el mismísimo Japón para darles ese toque picante que tus croquetas necesitaban. La receta es muy sencilla: batimos con la batidora ½ vaso de aceite de oliva, 1 huevo y sal para hacer mayonesa y, en un cuenco pequeño, mezclamos 2-4 cucharaditas de wasabi con 2 cucharaditas de agua, hasta conseguir una pasta homogénea. Mezclamos ambas salsas y tendremos una mayonesa picante y de color verde que te sacará de más de un apuro.

Salsa de almendras

Esta salsa se utiliza para carnes, albóndigas, ¡hasta pasta! Pero te proponemos utilizarlas de forma más original y embadurnar tus croquetas con una riquísima salsa de almendras. Tuesta en una sartén con aceite 100 gr de almendras crudas hasta que estén doradas y las retiramos. En ese mismo aceite freímos 3 dientes de ajo durante dos minutos y retiramos. Hacemos lo mismo con un pimiento choricero y, por último, freímos 3 rebanadas de pan. Añadimos en una picadora las almendras, dos cucharadas de vino, el pimiento cortado en trozos, el pan y 200 ml de caldo. Trituramos y salpimentamos al gusto. Combina la salsa con croquetas de puchero, de cocido, de jamón o de morcilla. ¡Buenísimas!

Ahora ya puedes celebrar el Día de la croqueta por todo lo alto. ¿Qué croquetas vas a preparar? Esperamos una foto de tu obra maestra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies