Consejos Auténticos

Recetas tradicionales de Asturias

 

Muchas son las recetas que nos regala la gastronomía Asturiana. Su riqueza, tanto en productos de alta calidad como en técnicas culinarias tradicionales, hacen que Asturias sea una de las regiones más ricas de nuestro país gastronómicamente hablando.

Recorrer esta comunidad autónoma es una delicia para los sentidos. Entre su bello paisaje se pueden visitar lugares y espacios donde comer y apreciar la calidad de todos sus productos: verduras, frutas quesos, carnes, embutidos, marisco y pescado todo regado con sidra o vino. Un viaje incomparable para el paladar.

Gracias a la excelencia de sus productos, cada una de sus auténticas recetas tradicionales encierran una sabor inconfundible. Seis de sus productos tienen el sello de Denominación de Origen Protegida: la Sidra, Vino y los quesos Cabrales, Gamonéu, Casín y Afuega’l pitu. Con Indicación Geográfica Protegida (IGP) están también la Ternera Asturiana, el Chosco de Tineo, el queso de Los Beyos y la Faba de Asturias.

En toda su geografía se entremezclan sus famosas cofradías gastronómicas encargadas de mantener la tradición y el amor por el buen yantar. Son cientos las que se encuentran y, todas ellas, defienden la pureza de las tradiciones culinarias.

¿Y qué podemos comer? Son tantos los manjares, que mencionaremos los más conocidos y os animamos a viajar y descubrirlos todos.

Fabada asturiana: hace poco nos adentramos en su elaboración y dos son los productos de primera categoría que debe tener una fabada: les fabes, la exquisita y cremosa legumbre asturiana y, la otra, el campango,  compuesto habitualmente por chorizo, morcilla, tocino y lacón.

Cebolla rellena de bonito: es otra de las recetas tradicionales de Asturias que merece la pena aprender a elaborar o al menos probarlas, si aún no lo habéis hecho. Su elaboración como siempre dependerá de la calidad de la verdura y de la del bonito del Norte. Su cocinado es sencillo, y el secreto está en tenerlas a fuego muy lento durante al menos 3 horas.

Cachopo: plato de la gastronomía asturiana que es muy semejante al conocido Cordon Blue, también hay quién lo compara con el San Jacobo, pero lo cierto es que destaca por la calidad de sus ingredientes que son: 2 filetes de ternera, jamón serrano y un buen queso asturiano. Una delicia que se toma acompañado de champiñones, pimientos o patatas.

Pote asturiano: de origen humilde, potes hay tantos como los hogares que lo hacen. La pota era un caldero grande que se llenaba de agua, y se le iban añadiendo las verduras que había y la carne de cerdo que se elegía para la ocasión. Por último, se escogían los embutidos clásicos: chorizo, morcilla y lacón. Este era el guiso básico, aunque poco a poco, desde las casas, se ha ido introduciendo en restaurantes y las variedades han aumentado. Posee un sabor contundente y si lo hacéis en casa, la inundará de su olor hogareño.

Arroz con leche: es el postre estrella de Asturias, un rico manjar que ha ido variando a lo largo del tiempo debido fundamentalmente a uno de sus ingredientes: el azúcar. Inicialmente se hacía con miel, después con azúcar de caña, y, cuando apareció la azúcar blanca es cuando este delicioso postre tomó definitivamente su color blanco. En algunas partes de Asturias se le añade al final un toque de licor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies